Este es un llamamiento a todos los skaters de mierda que pasan por debajo de mi ventana a la hora de la siesta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada